Observatorio de las Políticas Públicas. Síntesis mensual Septiembre 2011

Publicación mensual. Septiembre 2011


Presupuesto Público.

La Nación tendrá la Ley de Presupuesto 2012

Con la presión que puso en el Congreso el resultado de la primaria abierta del 14 de agosto, los bloques de la oposición no quieren pagar ningún costo político este año, quedando como culpables de la falta de una Ley de Presupuesto. Sería difícil justificar la ausencia de otro debate este año.

Asistencia

El debate estaría garantizado: «Hay muchos líderes opositores que hicieron autocrítica y estarían dispuestos a apoyar», se dijo.

Hoy, martes 27 de septiembre, comenzará el debate en la Comisión de Presupuesto y Hacienda con la exposición formal que hará el ministro de Economía: «El miércoles empieza el debate por la Ley de Presupuesto 2012, con la exposición del ministro de Economía, Amado Boudou, y se intentará tratarlo antes del 10 de diciembre»,

Moneda

El Banco Central continúa desprendiéndose de dólares para mantener congelado al tipo de cambio. Ayer vendió US$ 35 millones de contado para lograr que la moneda estadounidense se mantuviera en $4,205 en el mercado mayorista, aunque en casas de cambio subió medio centavo $4,235. Esta nueva intervención de la autoridad monetaria impactó negativamente en sus reservas, que cayeron hasta los US$ 48.983 millones.

No alcanzaron las palabras del jefe de Gabinete, Aníbal Fernandez, quien salió a desestimar una posible devaluación del peso tras las elecciones, para calmar al mercado cambiario. “Pareciera ser que siempre alrededor” de los comicios hay una vocación de generar una suerte de malestar”, dijo Fernandez.

Y añadió: “Hemos acumulado las suficientes reservas para sostenerlo sin ningún tipo de inconveniente”, agregó.

Sin embargo, la plaza donde operan los grandes jugadores movió ayer US$ 421 millones, un monto para nada despreciable.

Por eso, la entidad que dirige Mercedes Marcó del Pont también tuvo que apelar al mercado de futuros para bajar la ansiedad de los bancos, que siempre demandan más billetes cuando se acerca fin de mes. Así, el Central colocó ofertas para todos los plazos por US$ 500 millones.

Contexto internacional

En un marco de enorme volatilidad provocada por la crisis financiera que azota a Europa y EE.UU. Ayer el real volvió a perder valor y cerró 1,82 por ASHINGTON.- Con un nuevo gesto, el gobierno de Barack Obama ratificó su declarada intención de sancionar a la Argentina por "incumplimiento" de normas internacionales en materia financiera. Lo hizo al votar, por segunda vez en diez días, en contra del otorgamiento de créditos para desarrollo y fomento gestionados por la Argentina en organismos de crédito internacional.

La incorporación de ese elemento político en la consideración de créditos para nuestro país había sido anunciada por la subsecretaria para Mercados Internacionales y Desarrollo del Tesoro de EE.UU., Marisa Lago, el pasado miércoles. "Lo hacemos para enviar un mensaje" sobre la necesidad de que "los compromisos internacionales se cumplan", dijo la funcionaria, al explicitar el giro político en una reunión de la Comisión de Finanzas de la Cámara de Representantes.

No sólo se trata del voto en contra. Lago confirmó también la intención del gobierno demócrata de hacer campaña con otros países desarrollados, para que "compartan nuestra preocupación" y voten en consonancia.

Ya en el momento de hacer explícita esa posición, los Estados Unidos había votado en contra de un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por 230 millones de dólares para desarrollo agrícola. Dos días después, Washington ratificó su mensaje al votar nuevamente en contra de otro préstamo del BID, aunque esta vez por un monto mucho más chico: 1,7 millones de dólares. En ambos casos, los préstamos resultaron igualmente aprobados gracias al voto de otros países.

La subsecretaria confirmó que la política se adoptará en los créditos que la Argentina gestione tanto en el BID como en el Banco Mundial (BM), que hoy son las dos fuentes principales de financiamiento exterior a baja tasa de la Argentina, luego de su retirada forzada del mercado de capitales.

Interpretado como "un mensaje concreto para la Argentina", el gesto de los Estados Unidos no tuvo, hasta ahora, respuesta por parte de las autoridades en Buenos Aires”.

Las mismas fuentes confiaron en que el giro "no se traduzca" en un perjuicio concreto para el país, aunque aceptaron sus derivaciones en lo político. Un termómetro de eso podría tenerse en la próxima reunión del G-20, en Cannes.

Al momento de hacer su anuncio, la representante de la Secretaría del Tesoro había escuchado la protesta de diputados norteamericanos por el "incumplimiento" en el que incurrió el Gobierno frente a los fallos que produjo el tribunal arbitral del Banco Mundial (Ciadi), favorables a empresas norteamericanas en sus juicios contra el país.

También mencionaron la "resistencia" de la Argentina a "negociar con sus acreedores internacionales". La cuestión fue formalmente expuesta por el diputado republicano Robert Dold, pero aclaró que lo hacía en nombre de otros más.

De acuerdo con las cifras del Ministerio de Economía, la Argentina gestionó el año pasado cerca de 1400 millones de dólares ante el BID y otros 800 millones ante el Banco Mundial, lo que hace un total de 2200 millones de dólares.

La nueva política no fue aplicada aún en tratativas ante el Banco Mundial (BM), donde la Argentina gestiona ahora un préstamo por 85 millones de dólares. La confianza es que, de todas maneras y al igual que sucedió en el BID, el préstamo salga a flote con el apoyo de otros países.

El revés llega en momentos en que la Argentina estaba confiada en haber desarrollado una eficaz estrategia para revertir la impresión negativa de Washington ante la decisión del Gobierno de no efectivizar el pago de algunos fallos del tribunal del Ciadi.

"La Argentina está cumpliendo con lo que dicta el procedimiento", aseguró, de hecho, el embajador Alfredo Chiaradia en cartas que envió al secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y a la secretaria de Estado, Hillary Clinton.